Presentación de la imagen restaurada de Nuestra Señora Santa Misa de la Memoria Litúrgica de N. Señora de los Dolores

Presentación de la imagen restaurada de Nuestra Señora Santa Misa de la Memoria Litúrgica de N. Señora de los Dolores
15 de septiembre
10:00am
S. I. Catedral Metropolitana y Basílica Menor de San Juan Bautista
San Juan de Puerto Rico

El Revdo. Padre Benjamín Antonio Pérez Cruz, Rector de la S. I. Catedral y Capellán de la Cofradía de N. Sra. de la Soledad y N. S. J. C. en su Santo Entierro, los Hermanos de la Cofradía y demás asociaciones cofrades,

Informan que:

La antigua imagen de Nuestra Señora de la Soledad se presentará por primera vez, luego de pasar por un proceso de intervención para su conservación, el próximo sábado, 5 de septiembre de 2018 a las 10:00am, memoria litúrgica de Nuestra Señora de los Dolores,

Previo a la celebración, dará comienzo el rezo del Santo Rosario de los Siete Dolores de María Santísima y Consagración de un grupo de fieles, a las 10:00 am, en el Altar Mayor, seguido de la Santa Misa a las 10:15am.

Sobre la Imagen, antecedentes de su devoción y propósito para su conservación

Esta imagen que es la Titular de la Cofradía Nuestra Sra. De la Soledad y Ntro. Señor Jesucristo en su Santo Entierro, es una artística talla en madera policromada, de origen español (ca. 1860), y que presentaba un serio estado de deterioro. Por lo anterior, un grupo de fieles, devotos y cofrades asumieron la responsabilidad de restaurarla imagen centenaria con el fin de ser llevarla a su esplendor original, siguiendo las normas internacionales de la conservación.

Si bien es cierto que en las últimas dos décadas se ha hecho patente el renacer de la devoción popular a la advocación pasionario de la Virgen, particularmente en el Viejo San Juan y en gran medida a la celebración pública de procesiones alrededor de las calles de casco antiguo en torno a la Semana Santa, no obstante, estas tradiciones de piedad popular tienen una historia, que al menos documentalmente la data en 1604, con el registro de artículos para la Cofradía de la Soledad, procedentes de Sevilla. Luego en los siglos XVII y XVIII se constata en la capilla que tuvo la Virgen de la Dolores en la catedral, patrocinada por el Canónigo Juan Rivafrecha, así como los registros de cuatro Cofradías oficiales que tenían como titular a la Virgen de los Dolores y una a la de la Soledad y el Santo Entierro del Señor, con sede en la iglesia de los Dominicos (Hoy de San José).

Es evidente el arraigo de esta tradición religiosa en todos los pueblos y parroquias de Puerto Rico, en donde se conservan las procesiones del Viernes Santo, llamadas del Silencio, de la Soledad de María, del Santo Entierro, etc. y que son ya parte también de la cultura popular.

Sobre el proceso de conservación:

Nuestra imagen presentaba una serie de deterioros, tales como: perdida de volúmen (principalmente el dedo de la mano izquierda y en el abdomen), en parte por la afectación del comején, orificios y rajaduras, perdida general de la policromía original por intervenciones anteriores, colores de repinte en tonalidades diferentes, uso de materiales diferentes a los originales, ejecutados con técnicas distintas, etc.

Para comprender el deterioro de este tipo de imágenes, se debe tener en cuenta los diferentes factores, desde las ambientales propias la situación insular tropical como la humedad, el salitre, el calor y la falta de ventilación de las capillas e iglesias donde se custodian. El mismo paso del tiempo, afecta su estructura de madera y la conservación de sus vestimentas. La humedad y la madera antigua son las condiciones idóneas para que se aloje la polilla y el comején. Estas son condiciones silenciosas que destruyen por dentro, dejando las imágenes con huecos no siempre visibles.

En el caso de las imágenes de vestir, naturalmente afecta su manipulación regular, en el cambio de ornamentos, los movimientos en las procesiones, etc., pierden su color original y se rompen en áreas vulnerables como los dedos de las manos. Otro factor es la bien intencionada intervención, que pretendiendo restaurar las imágenes tienen como efecto lo contrario, añadiendo deterioros que luego habrá de ser corregido por expertos.

Los trabajos de conservación fueron realizados por el restaurador Sr. Guillermo Bauco, residentes de Aibonito, donde tiene su taller.

Guillermo López Bauco, es Conservador de Arte certificado en California hace varias décadas. Ha restaurado obras que datan de alrededor del año 1530 del pintor italiano Bernardino Louini. En adición ha restaurado Obras de Murillo, Corot, Pissarro, Degas, Peressol, Campeche, Oller, Miguel Pou, Frade, entre otros.

En los últimos años Bauco ha trabajado mayormente en la conservación del Arte Sacro de algunas iglesias en el país. Destacan tanto los óleos de Miguel Campeche y Oller, otras imágenes y el VíaCrucis de la parroquia de San Blas en Coamo, así como diversas imágenes de la iglesia San Agustín de Puerta de Tierra, en San José de Aibonito, etc. siendo la más reciente la Virgen de los Dolores de la Catedral de San Juan.

.

Sobre el patrimonio artístico religioso en PR, valores y riesgos:

En general, las iglesias parroquiales de los pueblos de Puerto Rico aun poseen un caudal de historia a través de su arte sacro, además de sus estructuras. Imágenes antiguas traídas de España eItalia, principalmente, así como óleos pintados por importantes artistas del País, como José Campeche o Francisco Oller, obras que, por extensión, son parte del tesoro cultural puertorriqueño. Y Aunque se tiene un registro parcial de nuestros bienes culturales de origen eclesiástico, aún no está completo, por lo que se debe cotejar su inventario, sus autorías, procedencia, así como estudiar y difundir sus valores, y con ello evitar su perdida, por robo o deterioro.
Esta es una herencia religiosa, pero que implica a todo el Pueblo de Puerto Rico.

A saber, el Concilio Vaticano de 1964 la Constitución para la Liturgia, Sacrosanctum Concilium, recoge en tres incisos la opinión de la Iglesia referente al Arte Sacro. En el núm 123 indica:
La Iglesia nunca consideró como propio ningún estilo artístico, sino que, acomodándose al carácter y condiciones de los pueblos y la necesidad de diversos ritos, aceptó las formas de cada tiempo, creando en el curso de los siglos un tesoro artístico digno de ser conservado cuidadosamente.

El conservador Bauco nos expresó la urgencia y la necesidad de identificar y rescatar este legado cultural para su preservación, tesoros artísticos que únicamente debieran ser intervenidos por personas autorizadas, que tengan el debido conocimiento en el campo de la conservación.
En los diarios locales e internacionales se ha reseñado recientemente sobre restauraciones realizadas por personas sin conocimiento alguno, mutilando las piezas como lo son el Ecce Homo de Borja del siglo XIX, la talla del siglo XVI de San Jorge, en Estella, Navarra, un Niño Jesús en Ontario, Canada; entre otros.

En P.R. imágenes importantes han sido inadecuadamente intervenidas, siendo mutiladas, alterada su belleza, la integridad de la obra y la expresión del artista y con todo esto, poniendo en riesgo su estado de conservación, modificando sus valores estéticos, culturales, históricos, técnicos y finalmente, el disfrute de las generaciones futuras.

Para mas información pueden escribir a catedralsjb1521@gmail.com

You might also like

Comments are closed.